Canciones y autohipnosis

Sonaba una canción en la radio… mientras esperaba en el andén a ese viejo tren…

Me dejé llevar por la música, y empecé a seguir la letra…con apego y con fervor…

Esa canción la bailaba yo cuando tenía 16 años y me encantaba…

Y me dejé llevar…

Y mi imaginación volaba…creando imágenes que acompañaban a esa melodía y empecé a generar un montón de sensaciones, de potentes emociones…

Hummm…mmmm…

Canciones y autohipnosis

De repente escuché el ruido potente del tren que se acercaba…y ahí fue cuando volví….

A tomar conciencia de donde estaba sentada, de la dureza del banco y el viento frío que soplaba…

Entré en el vagón, elegí un asiento que estaba junto a la ventana y comencé un diálogo conmigo misma en silencio…

-¿Por qué se llevan escribiendo canciones de amor y desamor desde el principio de los tiempos (o por lo menos desde el principio de mis tiempos)?

-Y sigue haciéndose…y se siguen escuchando…y con fervor…

-Yo pienso que las canciones de amor nos llevan a estados emocionales maravillosos donde nos sentimos amados, valorados, únicos… en ese momento, mientras la escuchamos o incluso la cantamos, la bailamos…. nuestra imaginación vuela y va…allí, hasta ese lugar… donde queremos estar, con quien queremos estar… sintiéndonos maravillosamente bien, felices…amados.

-En ese momento solo estamos tú y yo. Y me siento  la elegida…y siento que tú eres…el que yo elijo…

Es una sensación única, indescriptible, inigualable… Gracias a esa música, a esas letras y  a mi mente…consigo llegar al cielo…a mi nirvana particular…

Y así, gracias a todo eso, logro además evadirme por un ratito de los problemas, de mis preocupaciones, incluso de malestares físicos…y…vuelo…y me siento libre y COMPLETA…
sí, COMPLETA… En esos instantes no me falta nada….todo está donde tiene que estar….

– Y me asombro al volver, de la increíble capacidad que tiene mi cuerpo de poder marchar a un maravilloso lugar, sin mover un solo músculo del cuerpo…

Y ahí es cuando creo descubrir,

la gran herramienta que tengo para dirigir…

mis estados emocionales….

Puedo llevar (como cuando se manejan los mandos de un aparato) mi atención hacia un solo punto…

llamémosle…

percepción selectiva….

y así disociarme

de tal manera que sin quererlo…

YO SOLA ME HE HIPNOTIZADO…

¡Increíble!

Canciones y Autohipnósis

Pues ahora que lo pienso…

quizá pueda usar ésta pedazo máquina de auto hipnosis que tengo en mi beneficio…y…

… cada día!

Quizá pueda redirigirme hacia…

enfocar lo positivo de las situaciones (salvo cuando me sea útil hacer lo contrario),

acercarme a lo que me llena,

seleccionar lo que me nutre,

elegir lo que me hace bien,

reconducirme hacia mis sueños…

Mmmm… pues viéndolo así,

me resulta muy apetecible…

Hoy mismo empiezo…

A conducirme..!!

Globaeduca, aprender acercándose y unificando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *